Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies.
Un nuevo enfoque de la financiación del desarrollo sostenible

Los efectos acumulativos de las crisis internacionales convergentes, entre ellas la pandemia de salud por coronavirus, la aceleración de las crisis climáticas y de la diversidad biológica, han contribuido a crear un contexto macroeconómico mundial sumamente difícil y existe ahora una gran posibilidad de que se produzca una desaceleración aguda y prolongada de la actividad económica mundial.

Aunque todos los países son frágiles frente a la pandemia, su impacto no será igual en todas partes. Es probable que sus consecuencias para los países en desarrollo sean más duras y a más largo plazo. Es probable que la gestión de la crisis sea particularmente difícil para los países con un espacio fiscal limitado y una protección social débil. En conjunto, estos efectos ya están agravando las vulnerabilidades financieras y de la deuda existentes.

Los efectos económicos perjudiciales de la pandemia de COVID han empeorado el ya lento progreso mundial hacia la reducción de la pobreza en los últimos años. La crisis humanitaria y económica desencadenada por la pandemia está amenazando el bienestar de miles de millones de personas y corre el riesgo de desbaratar los esfuerzos mundiales por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y responder a la acelerada emergencia climática.

En consecuencia, y en colaboración con sus miembros y asociados, Forus está trabajando para dar forma a un paradigma económico diferente que respete a las personas y al planeta. Estamos impulsando un modelo nuevo y más sostenible de financiación internacional para el desarrollo, que se basa en los acuerdos internacionales de financiación para el desarrollo de Monterrey, Doha y Addis Abeba. Nuestro documento de promoción de la financiación para el desarrollo "Se necesitan grandes cambios" también pide que se desarrolle un nuevo sistema de gobernanza económica mundial que promueva la igualdad y las responsabilidades comunes pero diferenciadas entre los países en relación con el patrimonio mundial.

FiC declaración conjunta de las OSC