Por PIANGO, plataforma regional y miembro de Forus en la región del Pacífico


Elimpacto de la COVID-19 ha provocado que ONG regionales como la Asociación deorganizaciones no gubernamentales de las Islas del Pacífico (PIANGO, por sussiglas en inglés) cambien su forma de trabajar. Como miembro de Forus yplataforma regional compuesta por una coordinadora nacional de las ONG en 24países y territorios de las Islas del Pacífico, PIANGO llevó a cabo su Retirode planificación estratégica para reflexionar sobre algunas de sus experienciasa la vez que trazaba su camino a seguir. El retiro, que contó con el apoyo conjunto de Forus, tuvo lugar en elWarwick Resort en Sigatoka, Fiyi, del 2 al 7 de noviembre de 2020.

PIANGOempleó el enfoque convencional del Pacífico de «talanoa», que normalmente selleva a cabo cara a cara y se refiere «a una conversación, una charla, unintercambio de ideas o pensamiento, tanto formal como informal».[1]Proporciona un espacio propicio para que el personal de PIANGO exprese susopiniones y discuta las soluciones y elcamino a seguir con cohesión.  El enfoque «talanoa» ha permitido a PIANGOdesviarse más hacia las formas en las que se puede adaptar al contextocambiante y al entorno en el que opera. También ha permitido a PIANGO reflejarlo que han aprendido en todos sus programas/ proyectos, así como trazar elcamino a seguir mediante su nuevo Plan estratégico 2 020-2 030.

Enconsonancia con nuestras esferas prioritarias de Forus en Fortalecimiento decapacidades y defensa, el empleo del enfoque «talanoa» ha reforzado lacapacidad del personal de PIANGO para asumir la responsabilidad de losprogramas de la organización y guiar la dirección estratégica de la misma. Estotambién significa que PIANGO planifica de qué manera absorberá los costes dedos de sus plantillas, además de mantener sus esferas prioritarias actuales unavez que finalice el proyecto Forus en febrero de 2021.

Comocoalición regional, gran parte del «talanoa» a través de nuestros programasincluye visitas al país de nuestros miembros regionales mediante talleres oreuniones. Sin embargo, debido a la COVID-19, PIANGO reconoce que la modalidad«talanoa» migrará a una plataforma virtual como Zoom o WhatsApp, puesto queproporcionamos apoyo remoto[2]a los miembros en nuestras Esferas prioritarias estratégicas tales como elfortalecimiento de capacidades y defensa. Esto también significa quenecesitaremos cambiar las maneras de trabajar en favor de una plataformavirtual cuando nos relacionemos con nuestros socios en los foros internacionales.

Conel cambio de modalidad a una plataforma virtual, PIANGO es consciente de labrecha digital en nuestros países de las Islas del Pacífico. Esto significaque, para que nuestro «talanoa» virtual ofrezca soporte remoto para nuestrosmiembros, generará elevados costes de internet y comunicaciones. Aun así,PIANGO está segura de que el apoyo remoto mediante la modalidad «talanoa»fortalecerá el control de nuestros miembros sobre las operaciones generales yla dirección estratégica de la organización.

Unade las características de «talanoa» es que no se limita a una agendaestructurada, por lo que las conversaciones continuaron en la zona de cafeteríade la terraza, donde se compartieron la mayoría de las reflexiones sobre elimpacto de la COVID-19 en el sector del turismo.  Fuimos el primer grupo que acogió el complejodesde que abrieron sus puertas únicamente los fines de semana.  Volvieron a convocar a diez de sus empleadospara que se ocuparan de nosotros por turnos. Algunos de los empleados del complejo compartieron con nosotros susdificultades cuando no había trabajo y su agradecimiento porque, la semana queestuvimos allí, pudieron llevar algo de dinero a casa. 

Enanteriores retiros de PIANGO, incluimos en el programa actividades deintegración de equipos.  Este año, ennuestro tiempo libre nos sentamos alrededor de un «bol de kava» y «talanoamos»sobre nuestras familias y responsabilidades fuera del trabajo, que es tanimportante para nuestro equipo como trazar nuestro camino a seguir.  Se intercambiaron confidencias muy personalesy emotivas, incluso sobre nuestras propias relaciones. El equipo había estadobuscando el espacio adecuado para poder compartirlas.  Fue algo reconfortante, y en nuestro contextoesta forma de talanoa solo se puede organizar cuando hay confianza dentro delgrupo.

Comoel telón estuva cerrado durante nuestro retiro, hay un reconocimiento generalpor parte del personal de PIANGO del valor de nuestra modalidad de «talanoa»del Pacífico como proceso integral que se puede usar para guiar las direccionesestratégicas en un entorno cambiante. Aunque estemos migrando hacia unaplataforma virtual debido a la COVID-19, PIANGO reconoce que habrá unanecesidad de «talanoa» regular con nuestros miembros para facilitar intercambiosíntimos que permitan cocrear soluciones para las cuestiones regionales a lasque se enfrentan nuestras organizaciones y nuestra región. Nuestros antepasadosdel Pacífico siempre han utilizado el «talanoa» como una modalidad tanto paradebatir como para resolver los problemas a los que se enfrentan. Sencillamente,es apropiado que nosotros, como titulares, recuperemos esta antigua costumbrepara los fines para los que está prevista y la empleemos a nuestro favor, yasea en modalidad presencial o virtual.



[1] Véase Vaioleti, T. (2006) TalanoaResearch Methodology: A Developing Position on Pacific Research.