Por Jordanian’s Women’s Union  

En el marco de una asociación con Forus en la región de MENA (Oriente Medio y África del Norte), Arab NGO Network for Development (ANND) nos invita a reflexionar sobre varios temas relacionados al contexto actual de las organizaciones de la sociedad civil en varios países de la región. A continuación, descubra un artículo escrito por la Unión de Mujeres Jordanas, miembro de la ANND, sobre la sociedad civil en Jordania. 

Jordanian’s Women’s Union, en colaboración con Arab NGO Network for Development, organizó un taller titulado "Sociedad civil, realidad y desafíos", donde participantes de ambos géneros debatieron la importancia de unificar las legislaciones que regulan la labor de las organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de mejorar el trabajo de estas organizaciones, dado que constituyen un socio importante en el desarrollo, la defensa de los derechos humanos y la protección de los intereses de los grupos vulnerables en la sociedad. 

Los participantes del taller, que se llevó a cabo en la sede de la Unión el 14 de febrero de 2021 en Ammán, la capital de Jordania, destacaron la importancia de poner la labor de la sociedad civil en su marco adecuado, mediante la revisión y la autocrítica, desarrollando un sistema de valores de trabajo para la sociedad civil y reposicionándola en un papel importante y como un socio fundamental del estado. Los participantes representaban a diferentes grupos, tanto a organizaciones de la sociedad civil activas en el ámbito de los derechos humanos en general y organismos semioficiales representados por el Centro Nacional para los Derechos Humanos, como a la entidad gubernamental oficial representada por la Oficina de Legislación y Opinión 

Dada la naturaleza restrictiva de la labor de la sociedad civil en Jordania, en parte debido a la falta de una legislación adecuada para el trabajo de las OSCs (Organizaciones de la Sociedad Civil), lo que origina múltiples y arbitrarios procedimientos y prácticas restrictivas, los principales resultados y conclusiones de las/los participantes en respuesta a la situación actual incluyeron:  

1) La necesidad de modificar el sistema de leyes que rigen la democracia y de trabajar en consonancia con la constitución jordana y las normas internacionales de derechos humanos, así como la ley de asociaciones públicas, la legislación de los partidos y la ley de reuniones públicas;  

2) La necesidad de activar la Ley de Libertad de Información;  

3) La necesidad de mejorar el entorno propicio para la sociedad civil, eliminar las restricciones que se le imponen y poner fin a las injerencias en la administración y los asuntos internos de estas organizaciones, junto con la importancia de capacitar y cualificar al personal de la administración pública y gubernamental encargado de la aplicación de la ley, los reglamentos y las instrucciones;  

4) La necesidad de una mayor coordinación entre las organizaciones de la sociedad civil y el fortalecimiento de la construcción de coaliciones. 

Más importante aún, este diálogo dio lugar a una mayor colaboración entre las OSCs participantes que acordaron formar un comité directivo para dar seguimiento a las recomendaciones, liderar campañas de presión y promoción, así como planificar las próximas actividades de capacitación con determinados ministerios. 

Aunque se necesitan una mayor cantidad y diversidad de medidas para mitigar los riesgos asociados con el aumento de las restricciones en Jordania, este diálogo le dio algo de esperanza a la sociedad civil porque estableció cierto marco de trabajo y acciones coordinadas para un futuro próximo, lo que a su vez podría facilitar parcialmente su entorno de trabajo.