Por Oumaima Hammami, Association Tunisienne des femmes démocrates (Tunisian Association of Democratic Women) 


El 29 de septiembre de 2020, en el Hotel El Mechtel de Túnez, la Asociación Tunecina de Mujeres Demócratas "ATFD" organizó, en colaboración con la ONG Red Árabe para el Desarrollo "ANND", un diálogo nacional sobre las políticas económicas en Túnez: "Por un Túnez diferente". El diálogo brindó la oportunidad de examinar posibles alternativas para promover los servicios públicos, entre ellos la salud, la educación, las finanzas públicas y los derechos económicos de la mujer. Este objetivo puede lograrse restableciendo el papel del Estado como agente político y socioeconómico capaz de garantizar los derechos de los grupos vulnerables.

Diez años después de la revolución tunecina, Túnez ha logrado una importante reforma política, pero el Estado ha descuidado los derechos económicos y sociales de sus ciudadanos. Los participantes analizaron esta negligencia sobre la base de un inventario de las instalaciones. A pesar del aumento de los fondos asignados al desarrollo en el presupuesto del Estado, el ritmo de creación de empleo sigue siendo lento, lo que ha repercutido negativamente en los derechos sociales y económicos más rudimentarios, como la educación, la salud y la vivienda. 

La construcción de un nuevo Túnez depende ante todo de la instauración de una educación pública conforme a una visión global, del desarrollo de un sistema de salud que garantice el acceso equitativo de todos a la salud pública y de la instauración de una igualdad absoluta y efectiva, lo que implica esencialmente la instauración de una igualdad de la herencia. 

En las conclusiones generales del diálogo se subraya la importancia de la elaboración de un nuevo modelo de desarrollo decenal basado en un enfoque participativo, integrador y basado en la ciudadanía, que consagre el intercambio de opiniones y experiencias entre los diversos interesados, incluida la sociedad civil tunecina, a fin de encontrar opciones de desarrollo alternativas. 

A pesar de la crisis sanitaria de la Covid-19, que supuso un gran obstáculo para la puesta en marcha de este diálogo, la ATFD pudo reunir a los diversos interesados de la sociedad civil tunecina y hacerlo en cumplimiento de un estricto protocolo sanitario. 

Gracias a este diálogo, las organizaciones de la sociedad civil tunecina pudieron presentar un panorama detallado de la situación de los derechos socioeconómicos en Túnez. Los representantes de las organizaciones de la sociedad civil de Túnez presentes destacaron su papel esencial en el establecimiento de un modelo económico "humano" y en la determinación de las prioridades económicas de las poblaciones vulnerables. Esto es con el fin de emprender una campaña de promoción de la reforma legislativa en consonancia con las normas internacionales.