Por Ronan Doyle, Jefe de Comunicaciones y Compromiso Público de Dóchas, miembro de Forus en Irlanda

Las redes de organizaciones como Dóchas necesitan canales de comunicación claros y concisos. Esto nos permite comunicarnos de manera efectiva, así como facilitar la comunicación entre nuestros miembros, quienes están comprometidos con el cambio y la igualdad. 

Dóchas solicitó el apoyo de FORUS en 2018 con el objetivo de diseñar una página web más accesible, desarrollar un mapa virtual mostrando la variedad de acciones de nuestros miembros y reforzar nuestra capacidad de organizar seminarios en web en directo y contenido audiovisual. Pero era imposible prever el brusco cambio a la comunicación online al que nos hemos tenido que adaptar en 2020 debido a la pandemia por COVID-19.  

Una de las claves del proyecto Forus es "reforzar nuestra capacidad de organizar seminarios en web en directo y videoblogs". Como principiante en esta área, comencé a investigar cómo lograrlo. Finalmente encontré una solución equilibrada que permitía ajustarse al presupuesto a la vez que obtener una opción tecnológica realista para nuestras necesidades. En mi opinión, la solución trataría de conseguir un buen micrófono, un adaptador que permitiera conectar una cámara DSLR a un portátil, software gratuito y YouTube live. 

Realicé mi investigación a la vez que comenzaron a surgir las noticias sobre el Coronavirus a nivel mundial. No podía imaginar que el salto al espacio virtual ocurriría tan pronto y precipitado y que no se desarrollaría como lo había planeado. 

El 13 de marzo Dóchas organizó un seminario con la herramienta Zoom para aquellos que no pudieran atender el evento en persona. Fue la primera vez que usaba Zoom, aunque compañeros/as del equipo la habían utilizado ocasionalmente.  A pesar de pequeñas inquietudes sobre si el público podía contribuir de forma efectiva, fue un gran éxito.  Lo que no podía imaginar es que sería el último evento que celebraríamos de forma presencial este año. 

Al igual que otras organizaciones, tuvimos que aprender rápidamente el funcionamiento de Zoom. Hemos organizado cientos de reuniones y varios grandes eventos online. Teniendo en cuenta que comenzamos prácticamente desde cero y pasamos a organizar el 100% de nuestras reuniones y eventos de forma online, nos adaptamos con éxito. 

Además, aprovechamos este nuevo entorno para incorporar más voces que nunca y hemos disfrutado de un público cada vez más amplio. Nuestros eventos virtuales también han incluido una variedad de opciones adicionales, desde la visualización de vídeos hasta votaciones en nuestra Junta General de Accionistas. 

La pregunta es: ¿cómo se presenta el futuro de todos nuestros eventos? ¿Permaneceremos en el espacio virtual incluso cuando todo vuelva a la normalidad, o volveremos a las reuniones presenciales? Si se da el segundo caso y volvemos al mundo de los centros de conferencias, hoteles y salas de reuniones, ¿en qué medida aplicaremos lo aprendido en los pasados ocho meses? Para mí, la respuesta es mucho. 

Creo que la conectividad y la agilidad de los eventos remotos compensa la mayoría de los aspectos negativos y es necesario que, al volver a la "normalidad", demos la misma importancia a los eventos virtuales que a los presenciales. Ahora, mirando al futuro y a nuestra presencia online gracias al apoyo de Forus, buscamos obtener una página web renovada y con herramientas y recursos accesibles, así como una solución de eventos virtuales que consista de un buen micrófono, un adaptador que permita conectar una cámara DSLR a un portátil, software gratuito, YouTube live y la nueva habilidad adquirida con Zoom.