Por NNNGO, miembro de Forus en Nigeria.

Cuando una organización de la sociedad civil es legítima, transparente y rinde cuentas ante las partes interesadas, aumenta su credibilidad y se posiciona en el camino correcto hacia el desarrollo. Al mismo tiempo, esto facilita una conexión eficaz con los donantes, el gobierno y el público en general, ya que la mayoría de las partes interesadas quieren colaborar únicamente con organizaciones confiables.

Esto ayuda a las OSC a cumplir con las pautas establecidas y cambia la narrativa de la percepción del público sobre las actividades de las OSC y el uso de los recursos. De esta forma, el público puede comprobar de dónde proviene el dinero, y cuándo y cómo se utiliza.

La transparencia y la rendición de cuentas dentro de las OSC minimizan el riesgo de lavado de dinero, fraude, robo y abuso de recursos mediante prácticas adecuadas de gestión financiera, como auditorías periódicas, uso de dos firmas responsables, críticas de los integrantes/partes interesadas, entre otras. Los 8 principios de Estambul sobre la eficacia del desarrollo de las OSC les permiten comprobar su eficacia y rendición de cuentas, garantizando al mismo tiempo que actúen de acuerdo a las buenas prácticas globales.

Además, habilitan a las OSC para introducir mecanismos/estándares internos de autorregulación que ayudan a controlar las distintas actividades. Esto se ve reflejado en su estrategia y estructura de administración, gestión y recursos humanos, gestión, supervisión, evaluación y registro de proyectos, y la gestión y sostenibilidad financieras. Esto marca el ritmo para una estructura y sostenibilidad organizativa adecuadas.

La transparencia y la rendición de cuentas facilitan la efectividad de la prestación y registro de servicios porque fomentan la capacidad de respuesta a las necesidades de las comunidades (beneficiarios), de la gente con la que trabajan y de otras partes interesadas comprometidas con el desarrollo. Por lo tanto, las medidas adecuadas de rendición de cuentas y transparencia, facilitan un mayor apoyo de los donantes y ciudadanos a las OSC.

Las OSC son esenciales en la vida democrática de un país y cumplen un rol fundamental en el fomento de la transparencia y la rendición de cuentas en los gobiernos y la sociedad en general. Sin embargo, solo pueden exigir cuentas al gobierno cuando ellas son transparentes y rinden cuentas.

Cuando las OSC son legítimas, transparentes y rinden cuentas, ganan confianza, transforman el sector y permiten a los partícipes vincular al gobierno en la creación y el fortalecimiento de un entorno favorable para la sociedad civil y el público en general.

Como se puede observar, la mayoría de las organizaciones de la sociedad civil (pequeñas y emergentes) no están al tanto de las leyes del sector y los requisitos para manejar una organización sin fines de lucro (OSFL). La Red de ONG de Nigeria (NNNGO, por sus siglas en inglés) creó un manual operativo para ayudar a las OSFL nigerianas a fortalecer sus capacidades técnicas y operativas, para poder cumplir su visión y su misión. El objetivo del manual es ayudar a las OSFL a adoptar buenas prácticas de organización e identificar los requisitos, reglamentos y asuntos de conformidad relacionados a la gestión de una OSFL. Este se diseñó como una herramienta de desarrollo de capacidad y material de referencia para manejar de forma exitosa una OSFL, así como una guía para entender y cumplir con los marcos normativos que reglamentan las OSFL en Nigeria. 

En Nigeria, el sector se enfrenta a promulgación de legislaciones/leyes por parte del gobierno que limitan las actividades de la sociedad civil. La razón por la cual siguen surgiendo estas leyes es que el gobierno considera que algunas OSC actuales no son lo suficientemente legítimas, transparentes, ni rinden cuentas, sobre todo con respecto al uso de los recursos. Se ha especulado que algunas OSFL se utilizan como vías para el lavado del dinero y el financiamiento del terrorismo (en particular desde la publicación de la recomendación 8 del Grupo de Acción Financiera sobre las OSFL). No obstante, la legitimidad, la transparencia y la rendición de cuentas adecuadas por parte de las OSC pueden cambiar esta narrativa.

Como parte de las áreas estratégicas sobre el fortalecimiento del espacio civil de la Red de ONG de Nigeria, las actividades están enfocadas en promocionar la autorregulación de las OSC de Nigeria para mejorar la legitimidad, la rendición de cuentas y la transparencia, con base en las leyes vigentes. Las OSC deben verse activas en la configuración de la narrativa sobre la regulación de las OSFL, pero esto solo es posible si ellas mismas son legítimas, transparentes y rinden cuentas.