redactado por Deirdre de Burca, Coordinadora de Incidencia Política de Forus


DESTACADOS:

1. La sociedad civil ha desarrollado una serie de propuestas relativas al examen del FPAN, incluidas recomendaciones para fortalecer su dimensión multilateral, proporcionar más tiempo para la presentación de los exámenes nacionales voluntarios y asegurarse de que el proceso de examen del FPAN sea inclusivo y transparente. 

2. Asimismo, las OSC deben seguir de cerca el proceso de examen del FPAN para asegurarse de que el próximo ciclo de cuatro años de dicho foro sea eficaz. 


A nivel global, el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (FPAN) es el principal espacio de seguimiento y examen de la aplicación de los ODS por parte de los Estados miembros de la ONU. Una de las resoluciones fundacionales del FPAN establece la obligación de los gobiernos de revisar el funcionamiento global del mismo cada cuatro años. La primera de estas revisiones oficiales tendrá lugar durante la 74ª sesión de la Asamblea General de la ONU (2019-2020). Se trata de una coyuntura y una oportunidad importantes para la comunidad internacional, que posee ya cuatro años de experiencia con las «actividades de seguimiento y evaluación» del FPAN y una base para reflexionar, aprender y mejorar. 

La sociedad civil ha desarrollado una serie de propuestas relativas al examen del FPAN. Entre ellas se incluyen recomendaciones individuales y colectivas de varias importantes redes globales de la sociedad civil, sustentadas en consultas a sus miembros. Entre estas se encuentran la organización en la que trabajo, Forus (www.forus-international.org), Action for Sustainable Development (www.action4sd.org), Together 2030 (www.together2030.org) y la red Transparency Accountability & Participation (TAP) (www.tapnetwork2030.org/), así como alianzas regionales de OSC como SDG Watch Europe (www.sdgwatcheurope.org/). Los mensajes de estas redes de OSC inciden principalmente en las siguientes cuestiones. 


El proceso de examen del FPAN debe ser ambicioso. Los responsables políticos y otras personalidades influyentes que participarán en el proceso de examen del FPAN deben evitar contentarse con hacer leves retoques del proceso y realizar reformas ambiciosas para lograr que este importante mecanismo internacional de seguimiento y examen sea lo más eficaz posible. 

El examen del FPAN no debe centrarse exclusivamente en el nivel global, debe ser multinivel. Ello implica reformar los procesos de seguimiento y examen a nivel regional y nacional, que conforman el ciclo del FPAN. Un planteamiento multinivel debe contemplar los Exámenes Nacionales Voluntarios (VNR), que reflejan la manera en que aborda cada país la aplicación y el examen de la Agenda 2030. También debe incluir los Foros Regionales de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que estimulan la reflexión sobre la aplicación de los ODS a escala regional. 

No se confiere condición de oficial a los informes alternativos consolidados de las OSC dentro del ciclo del FPAN, cosa que debe cambiar. 


El examen del FPAN debe reforzar notablemente la dimensión multilateral, en especial, en lo relativo a la participación de la sociedad civil como una de las principales partes implicadas. Este componente es importante ya que, a pesar del discurso positivo oficial sobre la relevancia de la participación multilateral para la consecución de los ODS, el FPAN sigue centrándose fundamentalmente en los estados y los procesos impulsados por estos. La sociedad civil y otras partes implicadas siguen teniendo un papel bastante marginal en lo que respecta a la participación en el FPAN, como demuestra el hecho de que no se consideren oficiales los informes alternativos consolidados de las OSC dentro del ciclo del FPAN. Esto debe cambiar. 

Se debe dedicar más tiempo a la presentación de los VNR durante el FPAN. Los VNR son un elemento esencial del FPAN y contribuyen de manera fundamental al fomento de la aplicación de los ODS en los países que las llevan a cabo. Permiten evaluar los avances a nivel nacional y asegurar una implicación efectiva de todas las partes. Se plasman en informes detallados en los que se analizan los avances del país, de manera que permiten identificar aquellas lecciones aprendidas. No obstante, la forma en la que se presentan los VNR durante el FPAN es, a todas luces, inadecuada e insuficiente. Solo se destinan tres jornadas ministeriales a la presentación de entre cuarenta y cincuenta VNR. Por consiguiente, se asigna a cada VNR quince minutos, lo que deja poco margen para el diálogo constructivo. 


Para que los VNR puedan ser más eficaces deben mejorarse las presentaciones, añadiendo tiempo y aprendizaje, apertura y participación de la sociedad civil y de otras partes implicadas. La sociedad civil tiene una serie de ideas sobre cómo se pueden alcanzar estos objetivos, entre otras, programar un evento paralelo para cada VNR que permita intensificar el diálogo entre las partes implicadas. Otra posibilidad sería dedicar los ocho días del FPAN a las presentaciones de VNR. La sociedad civil considera necesario explorar todas las ideas para que esta parte esencial del FPAN sea más eficaz. 


Debe mejorarse la conciliación y la integración de los ODS en otros marcos. El desarrollo sostenible reconoce la labor de y es afín a sectores como el medioambiental, el climatológico o el de los derechos humanos, entre otros. Es esencial que el FPAN ofrezca más espacio para la contribución de otros mecanismos y agencias sectoriales importantes. Para ello se precisan: 

- Vínculos más estrechos con procesos y acuerdos internacionales estratégicos, como la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), los mecanismos de Examen Periódico Universal (EPU), etc.; 

- Mejores sinergias con el proceso de Financiamiento para el Desarrollo (FpD); y 

- Participación significativa de todos los organismos de la ONU en el FPAN (incluidos los de carácter económico, como FMI, OMC, ONUDI, etc.). Ello permitiría una mayor coherencia política en la aplicación de los ODS. 


El FPAN debe estar más orientado a políticas. Las actividades del FPAN deben ir más allá del examen y crear espacios para un debate político más profundo. Los Estados miembros de la ONU deben recibir apoyo para acceder a orientaciones políticas claras y establecer objetivos en pos de una mayor sostenibilidad en los distintos ámbitos políticos a nivel nacional y regional. 

Un mecanismo multilateral específico para el examen anual de la aplicación del Objetivo 17. Uno de los cometidos del FPAN radica en examinar el Objetivo 17 de los ODS cada año. Este Objetivo es tremendamente importante y con su examen periódico se pretende garantizar que las áreas de Creación de capacidad, Finanzas, Asociaciones multilaterales, Ciencia, Tecnología y Comercio reciben la atención política necesaria. No obstante, no se ha acordado un mecanismo específico en el marco del FPAN para garantizar que este ODS sea objeto de un examen anual eficaz por parte de los gobiernos y los Grupos Principales y otras Partes Interesadas (MGoS). La sociedad civil hace un llamamiento para que el FPAN establezca un mecanismo de examen del Objetivo 17 con carácter urgente y con plena participación de los MGos. 


El FPAN requiere un Secretariado con más personal y mejor preparado. Esta propuesta incluye la petición de una oficina del FPAN. Esta prestaría apoyo a los Estados miembros en la elaboración de la agenda del FPAN y garantizaría procesos más propicios para la implicación y el apoyo. 

El proceso de examen del FPAN debe ser inclusivo y transparente. Dada la importancia de este examen oficial del FPAN, la sociedad civil debe estar plenamente informada de antemano de cómo puede implicarse y ejercer su influencia. La sociedad civil propone sustentar el examen del FPAN en los principios y la estructura del Grupo de Trabajo Abierto, un proceso multilateral colaborativo y dirigido por los Estados miembros que elaboró con éxito la propia agenda de los ODS. 


Conclusión 

Para las OSC que asistieron recientemente a la sesión del FPAN (la Cumbre de los ODS), celebrada en Nueva York en septiembre de este año bajo los auspicios de la AGNU y otras cumbres de la ONU, fue decepcionante que resultase tan poco clarificadora con respecto a los fundamentos o el proceso del próximo examen del FPAN. La Declaración política adoptada por los Estados miembros de la ONU en este segundo FPAN de 2019 recoge la siguiente referencia al examen: 

Nos comprometemos a llevar a cabo un examen ambicioso y eficaz del formato y los aspectos organizativos del foro político de alto nivel, así como del seguimiento y el examen de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible a nivel mundial, durante el septuagésimo cuarto período de sesiones de la Asamblea General, con miras a abordar mejor las deficiencias en la implementación y dar respuestas adecuadas a los problemas detectados, entre otras cosas en lo que respecta a la financiación, a fin de fortalecer la eficacia y el carácter participativo de este foro intergubernamental y fomentar el aspecto de aprendizaje entre pares de los exámenes nacionales voluntarios. También nos comprometemos a intensificar nuestros esfuerzos por comunicar la Agenda 2030 al público mundial a fin de crear conciencia e inspirar una acción acelerada. 

Según la información de la que dispone la sociedad civil actualmente, el presidente de la AGNU habría solicitado al Segundo comité que apruebe una resolución sobre las modalidades del FPAN 2020 para que el presidente del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) pueda empezar a preparar la sesión. De ello puede desprenderse, por tanto, que el presidente de la AGNU pida al presidente del ECOSOC que facilite la preparación de la resolución sobre el FPAN 2020. Al parecer, esta propuesta se encuentra actualmente en fase de consulta con el G-77 y la UE. 

La OSC a nivel global debe mantener la perspectiva y prestar atención a cualquier novedad relativa al proceso de examen del FPAN en los próximos meses. Dada la enorme importancia del proceso y sus resultados, la sociedad civil debe tratar de influir todo lo posible para garantizar que el próximo ciclo de cuatro años del FPAN sea mucho más efectivo e inclusivo y vea multiplicado su impacto.