Por Adriana Aralica, Responsable de Información y  de Políticas, SLOGA – Plataforma de la ONG para el Desarrollo, la Educación Mundial y la Ayuda Humanitaria, Eslovenia Miembro de Forus

De acuerdo con el Índice de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Eslovenia se encuentra en el 12o puesto sobre un total de 162 países (en comparación con el 8o puesto sobre un total de 157 países que ocupaba en 2018), con el mejor desempeño en la eliminación de la pobreza extrema y en el acceso a fuentes de energía limpia, aunque con dificultades en cuanto a las medidas para eliminar el hambre, asegurar la producción y el consumo sostenible, así como también en cuanto a las medidas para combatir los efectos del cambio climático y conservar los mares y los recursos marinos. Eslovenia ha sido un donante de ayuda oficial al desarrollo desde 2004.

De acuerdo con el Eurobarómetro especial N° 494 (2019), el 77 % de los eslovenos considera que la ayuda para personas de países en desarrollo es importante (UE28 en promedio: 86 %), mientras que el 74 % concuerda en que combatir la pobreza de los países en desarrollo también es del interés propio de la UE (UE28 en promedio: 79 %). En 2018, los fondos destinados a la cooperación para el desarrollo internacional alcanzaron un total de 70 760 000 EUR o 0,16% de la renta nacional bruta (RNB). El 65 % de la cooperación eslovena para el desarrollo se destina a la ayuda multilateral para el desarrollo y el 35 % para la ayuda bilateral. Las ONG para el desarrollo de Eslovenia consideran que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible todavía no está lo suficientemente integrada a los distintos ministerios pertinentes y a las ONG y los temas de la Agenda 2030 todavía se tratan de manera aislada, de modo que el proyecto contribuirá a fortalecer la alianza intersectorial y de distintas partes interesadas para los Objetivos Mundiales y, por ende, a la adaptación local de los ODS.  

Con el apoyo de Forus, SLOGA, la plataforma de la ONG de Eslovenia para el desarrollo, implementa un proyecto para mejorar la supervisión por parte de la sociedad civil de la implementación de los ODS. El principal resultado será la elaboración de un informe paraleloo destacado de la sociedad civil sobre la implementación de los ODS en Eslovenia, elaborado de manera oportuna en el año en el que el gobierno de Eslovenia presentará su segundo Examen Nacional Voluntario (2020).  

Como punto de partida, se ha implementado un análisis de antecedentes de las partes interesadas y un mapeo de estas. Mientras que el análisis de antecedentes proporciona una revisión del papel de las ONG en documentos relevantes sobre el desarrollo internacional y una revisión de informes seleccionados de las ONG sobre los ODS, también proporcionó antecedentes sobre la implementación de Eslovenia de los ODS y de políticas nacionales relevantes (lo que incluye la Estrategia para el Desarrollo 2030 de Eslovenia que hace referencia a los ODS y sus objetivos). El mapeo de las partes interesadas incluyó una revisión de las partes interesadas institucionales, de la sociedad civil y de agrupaciones de interés.  

Con base en el mapeo, se estableció el grupo de trabajo de asesores que contribuye al desarrollo de metodologías de informes alternativos. El grupo de trabajo reúne a representantes de las ONG con importantes referencias en cuanto a incidencia política, investigación, supervisión y diálogo con la sociedad civil. Durante las reuniones, el grupo de trabajo ha tratado la estructura del informe alternativo, la participación de las partes interesadas en la elaboración del informe y otros pasos que se planificarán (actividades de fomento y de concientización) cuando se termine el informe. 

Durante ambas actividades, se planteó si se debería optar por un enfoque de participación social o por un enfoque de sociedad civil. La Agenda 2030 promueve el enfoque de participación social en cuanto al planeamiento, la implementación y la supervisión de los ODS, con el fin de asegurar que los principios de universalidad generales y el compromiso de no dejar a nadie atrás no sean letra muerta. Asimismo, mientras que los Exámenes Nacionales Voluntarios son un proceso dirigido por el Estado, la Agenda 2030 promueve la colaboración de distintas partes interesadas.  
Durante la discusión sobre la participación de las partes interesadas en la elaboración del informe alternativo, el grupo de trabajo identificó a los órganos gubernamentales e independientes (de supervisión) (p. ej. los defensores de los derechos humanos, los defensores de los principios de igualdad, la Comisión para la Prevención de la Corrupción) y a la academia como importantes aliados posibles, en especial desde el punto de vista del fortalecimiento de la participación en la Agenda 2030 a nivel nacional.  Mientras que el grupo de trabajo ha reconocido la importancia del enfoque de participación social, acordamos adoptar el enfoque de sociedad civil y establecer como eje central del informe el papel de la sociedad civil en el planeamiento, implementación y supervisión de los ODS específicos y sus objetivos. En Eslovenia, diversas redes de ONG temáticas (es decir, redes que agrupan a distintas ONG que trabajan en temas específicos, como SLOGA, que agrupa a varias ONG que trabajan en la cooperación para el desarrollo internacional, la educación mundial (ciudadanía) y la ayuda humanitaria), están activas y han establecido una coordinación regular. Por tanto, aquellas redes y alianzas entre distintas ONG son un recurso valioso para promover la participación de las partes interesadas y las actividades de divulgación durante el proceso de elaboración del informe, y así asegurarse de que los temas abordados en el informe tengan representación. Por un lado, el brote de COVID-19 actual ha determinado que los desafíos internacionales no se ajustan a las fronteras nacionales y, por ende, se deben abordar mediante alianzas transnacionales e inclusivas con distintas partes interesadas, con la colaboración total de todos los actores relevantes, lo que incluye a la sociedad civil. Por otro lado, ha enfatizado aún más la necesidad de fortalecer la solidaridad mundial. Solo la participación amplia de la sociedad civil en los ODS contribuirá a fortalecer las capacidades de supervisión de las ONG y a alcanzar un desarrollo sostenible para todos.