© UBDF 2019


Por Deirdre de Burca, Coordinadora de incidencia política de Forus 

Ulán Bator – Febrero de 2019 

Escribí este artículo en Ulán Bator, en Mongolia, donde estuve representando a Forus en la Glocal Advocacy Leadership Academy (GALA), unas sesiones de formación organizadas por la Alianza para el Desarrollo de Asia (ADA), la coalición regional de Forus en Asia.  

El tema principal de las sesiones de formación fue “La integración de la paz y los derechos humanos en el compromiso de la sociedad civil con los ODS en Mongolia”. A este evento siguieron tres días del Foro de la Democracia de Ulán Bator, una consulta regional sobre “La promoción de la democracia, los derechos humanos y la paz a través del ODS 16+: Hacia unas sociedades pacíficas, justas e inclusivas en Asia.” 

La Alianza para el Desarrollo de Asia organizó la formación GALA para redes de ONG de toda Asia y dio respaldo al Foro de la Democracia de Ulán Bator. Forus prestó apoyo económico a estos importantes eventos regionales sobre el desarrollo de las capacidades de la sociedad civil. 

El programa de ambos eventos contó con la participación de importantes e interesantes ponentes, como el Embajador Enkhsaikhan, de la ONG Blue Banner, sobre el Foro Mundial de la Paz de PyeongChang (PGPF) 2019, Su Excelencia D. Tsogtbaatar, Ministro de Asuntos Exteriores de Mongolia, un representante del gobierno de Corea del Sur, Thomas E. Garrett, Secretario General de la Comunidad de Democracias (CD) y Beate Trankmann, Coordinadora Residente de la ONU y Representante Residente del PNUD en Mongolia

Tras haber pasado cinco días dedicados a asistir a ambos eventos, he conocido a una gran variedad de redes de OSC de diversas zonas de Asia, como Mongolia, Malasia, Indonesia, Pakistán, Timor Oriental, Kazajistán, Japón, Nepal, Sri Lanka, Corea del Sur y Camboya, entre otros. Me llevé una impresión muy positiva del nivel de coordinación y de vinculación que hay entre las OSC de esta región en relación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  

También me ha llamado la atención la importante función que ha desempeñado nuestra coalición regional, la ADA, ayudando a unir a estas redes de OSC de distintos países de la región y ofreciéndoles una excelente formación en diversos aspectos de los ODS. En esta ocasión, las sesiones de formación se han centrado en el Objetivo 16, que aborda temas de paz, democracia, derechos humanos, gobernanza, seguridad humana y justicia.  

De hecho, Forus, la ADA y la red Transparencia, Responsabilidad y Participación (TAP, por sus siglas en inglés) han acordado colaborar durante los próximos meses para elaborar un Informe de Actualidad Global sobre el Objetivo 16 de los ODS, que incluirá estudios de casos de países de nuestros miembros de la sociedad civil de distintas regiones. Este informe se presentará en julio de 2019 en el Foro Político de Alto Nivel de la ONU (FPAN) en Nueva York. 

El entusiasmo y el total compromiso de las OSC asiáticas que han asistido a las sesiones de formación de GALA y al Foro de la Democracia aquí en Ulán Bator han sido impresionantes. Dado el cinismo generalizado de la opinión pública hacia la política formal que parece afectar a tantos países a lo ancho del mundo, la pasión, la visión y el entusiasmo de estas organizaciones de la sociedad civil al debatir sobre los retos y las oportunidades que plantea la aplicación de los ODS en sus países son, sin duda, muy estimulantes. He escuchado con gran interés a las OSC asiáticas asistentes mientras compartían información y fijaban una estrategia colectiva en cuando a la mejor manera de garantizar la aplicación de los ODS en su región. 

Existe un claro deseo por parte de organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo de ver la ambiciosa y potencialmente transformadora agenda de los ODS puesta en práctica en sus países y en el ámbito de sus comunidades locales. Por supuesto, la sociedad civil sola no puede convertir en realidad la visión transformadora de los ODS sin la cooperación de los gobiernos de todo el mundo y, por supuesto, de otras partes interesadas, incluido el sector privado. 

Forus se ha comprometido a colaborar estrechamente con aliados de coaliciones regionales como la ADA en actividades significativas de elaboración de políticas y de promoción a fin de lograr el apoyo financiero suficiente y la capacidad de desarrollo de la sociedad civil a escala global para asumir el papel crucial que puede desempeñar en poner de manifiesto la visión positiva y transformadora de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  

Está claro que sin el apoyo de una sociedad civil activa, comprometida y bien dotada de recursos, no se logrará cumplir los ODS. Me alegra decir que los eventos a los que asistí en Mongolia la semana pasada me han convencido de que la sociedad civil ya ha conseguido movilizarse y ejercer su liderazgo a la hora de aplicar y controlar esta importante y oportuna agenda global de desarrollo sostenible.  

Forus continuará trabajando con todos sus aliados de la sociedad civil en el ámbito mundial, regional y nacional para garantizar que esta importante labor cuente con los recursos y el apoyo adecuados.