© Mídia Ninja

escrito por Iara PIETRICOVSKY, Presidente de Forus

Forus, que representa una red internacional de plataformas de ONG, reuniendo 69 plataformas nacionales y 7 coaliciones regionales, con un total de más de 22,000 miembros en todo el mundo, se une públicamente a las acusaciones de violencia desenfrenada que han tenido lugar en varios países de América Latina, más recientemente en Ecuador, Chile y Bolivia. 

Decisiones como el establecimiento del estado de exceso o la falta de respeto por el campo democrático nos parecen ir en contra de la conducta necesaria para resolver los conflictos políticos internos en cualquier país. 

Forus expresa su repudio a las acciones violentas contra la población y el terrorismo político utilizado como práctica contra los movimientos sociales y las organizaciones no gubernamentales que se oponen democráticamente a los gobiernos. 

Expresamos nuestra solidaridad con la gente de estos países en su lucha legítima por la afirmación democrática, la existencia diversa, la defensa de sus derechos y la justicia. 

Reconocemos que existe un conflicto en las democracias en todos los países del mundo debido a las inestabilidades políticas institucionales, económicas y socio ambientales a una escala preocupante. 

La desacreditación de las instituciones democráticas existentes en la región se debe, entre otras cuestiones, a la manipulación y explotación de quienes tienen poder económico y político en detrimento del bienestar de la gran mayoría. La desigualdad absoluta es un fenómeno que atraviesa todos los países y no se resolverá con más violencia mediante el totalitarismo y sin tener en cuenta las reglas democráticas. 

Y es por eso por lo que no vemos otra solución que una mayor radicalización de la democracia participativa, donde los ciudadanos puedan redefinir los pactos sociales necesarios para que prevalezca la justicia y la paz general e innegociable.